Música para un nombre, música para un hombre

Camino de una boda, con la tensión de las circunstancias y la emoción contenida, incluso antes de embutirnos de elegancia delante del espejo, mi exceso de agua impulsó una muestra más de su existencia. La lluvia acompañó nuestro paseo, por los recuerdos en su caso, por la admiración en el mío.
Comprendí que la grandeza es un gen recesivo que existe en muy pocos casos, que se manifiesta en muchos menos y que la suerte ha puesto uno a mi lado, heredado y aprendido, grandioso. Si supiera, yo también te escribiría un pasodoble.

This entry was posted in Capitán de navío, Condecoraciones, Secretos de Estado. Bookmark the permalink.

1,005 Responses to Música para un nombre, música para un hombre

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>