Crecimiento

La expectativa del regreso la hacía tan feliz que se olvidaba de respirar. Mientras miraba el reloj constantemente y aguantaba el aliento intentando imaginar con el recuerdo, sintió el olor de casa. Dejó el ordenador para dibujar la historia que estaba por venir y con esa imagen se dio cuenta de que se hacía mayor pacíficamente, sin dolor. Después de toda una vida resistiéndose a los cambios, entendió que se había estado preparando para la época que estaba viviendo y que lo mejor estaba por venir.

This entry was posted in Relatos ciertos e inciertos and tagged . Bookmark the permalink.

One Response to Crecimiento

  1. chapu says:

    Qué gusto leerte de nuevo, Elenita

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>